EL UNIVERSO DE UNA SOLA PIEZA

(El final del Universo determinístico)

 

"La falsa imaginación te enseña que cosas tales como

La luz y la sombra, el largo y el alto, lo blanco y lo negro

son diferentes y tienen que ser discriminadas;

pero ellas no son independientes una de la otra;

ellas son aspectos diferentes de la misma cosa,

ellos son conceptos de relación no la realidad"

Buda

 

 

Los primeros pensadores griegos que dieron inicio a la era científica creian que el Universo debia estar compuesto por pequeños objetos puntuales, cerrados o “auto contenidos”, es decir objetos con existencia y atributos independientes. Demócrito llamó a estos objetos átomos (objetos indivisibles) y declaró que eran estos los componentes fundamentales de toda la materia. Ellos pensaron que debido a la individualidad de estos objetos uno podia clasificarlos, separarlos y discriminar a unos de otros. El gran científico griego Aristóteles desarrollo toda una teoria logica con base en  la eleccion de dos opciones, grupos u objetos opuestos, "o lo uno o lo otro", "las cosas son o no son", "derecha o izquierda", "arriba o abajo", "los buenos o los malos". Extremos perfectamente separados el uno del otro. Esta vision de individualidad asi como la logica de los objetos opuestos tuvo gran exito y constituyo la base fundamental de la visión científica del Universo y tambien de la lógica matemática que rige hasta nuestros días. 

 

 

Se creyó que al igual que en una mesa de billar, si uno pudiera conocer las caracteristicas de cada uno de los objetos y la logica de las leyes que los regulan, se podria predecir la dinamica de todo el sistema. Es decir conociendo el tamano, la posicion y la fuerza, asi como el lugar y el angulo del golpe inicial, se podría saber cual seria la posicion de este “sistema” en cualquier momento dado del tiempo. En este ejemplo el sistema es toda “la mesa de billar” y el jugador es el observador, ajeno al sistema y es el que realiza el experimento, golpeando una bola con cierta fuerza en un momento dado.

 

Traspolando esta idea, si vemos al Universo como un macro sistema, se preveía que si hubiera la suficiente capacidad de cómputo sería posible censar toda la materia, incluyendo cada uno de los parámetros de cada particula (velocidad, posición, trayectoria) para con ello  modelar el sistema “Universo”. Una vez comprendidas todas las reglas y leyes, se podria correr este modelo para ir hacia a tras en el tiempo o hacia adelante para asi conocer el principio y el final todas las cosas. Después de todo la teoría decía que sería posible.

 

En ese entonces se vislumbró un Universo perfecto, digno de un Creador inteligente. Todo dentro de él tenía una causa y un efecto, una "bola", atomo o hecho que impulsaba bajo ciertas leyes o reglas al siguente, por lo que todo estaba determinado desde un principio.

 

 

 

 

La ciencia clásica alcanzó grandes logros bajo estos postulados, desde la creación de las matemáticas hasta el desarrollo de la mecánica celeste.  Se pudo entender el movimiento de las galaxias, crear infinidad de maquinas y enviar naves al espacio. En todos los casos hubo pequeñas desviaciones pero se creían debidas a la complejidad de las mediciones.

 

No obstante en el pasado hubo grandes pensadores que tenian una vision diferente a la del Universo deterministico, compuesto por objetos individuales. Como el Budha Siddharta (500 a.c.) que creía que nada en el Universo se podia separar, que no existian tales objetos individuales e independientes, sino que era la miopía de la mente humana y la limitacion de los sentidos los que creian ver "las fronteras" o "superficies" entre los objetos, y al hacerlo tendian por tanto a discriminar entre las cosas. Sus reflexiones sobre las cosas del día a día le llevaron a este entendimiento,  ¿Podemos separar claramente a la vida de la muerte?, ¿En que preciso momento surge la vida o llega la muerte?. ¿Cual es la frontera precisa entre la Tierra y el Espacio, entre la montana y el Valle?, ¿Entre el día y la noche? o ¿Entre el cuerpo humano y el resto del Universo?.

 

Budha también se dió cuenta que el Universo de las palabras, el de las percepciones humanas, estaba lleno de  divisiones y extremos, pero entendió que eran solo conceptos y definiciones. Explicó que en la realidad no hay opuestos sino complementos, que forman parte de un mismo Todo.  Es decir si no hay muerte, no hay vida, pues si todo es eterno el concepto y por tanto el valor de la palabra "vida" carece de sentido. Si no hay oscuridad tampoco podemos distinguir la luz, si no hay un principio, nunca habrá por tanto un final. Por otro lado es imposible encontrar estos extremos en la naturaleza en su estado más puro, es decir difícilmente uno podrá encontrar un cielo totalmente negro, o un hombre totalmente malo, más sin embargo nuestro lenguaje está plagado de estas palabras. “Estas conmigo o contra mí”, “eres hombre o mujer”, “comunismo o capitalismo”, etc. En nuestra sociedad polarizada hay muy poco espacio para los estados intermedios, es decir aquellos formados con una mezcla de los extremos, pero en la realidad hasta el blanco mas puro tiene un poco de negro.  

 

Budha sin embargo, llegó a la conclusión que todos los componentes del Universo eran aspectos diferentes de la misma cosa, aunque la mente los viera como objetos indendientes. Comprendió que la mente solo podía captar su interrelación con ellos pero no la realidad en su estado mas profundo. Explicó que los extremos surgen solo dentro del Universo de definiciones que hay en la mente humana pero todas las "cosas" en realidad estan relacionadas sin que se puedan separar y clasificar en grupos opuestos.  El a los opuestos les llamo complementos, es decir dos perspectivas de la misma cosa.

 

Se opuso a la idea de un Universo compuesto por objetos y sistemas individuales y difundió la idea de que todo es Uno solo.

 

“Yo soy Aquello, tu eres Aquello y todo es Aquello” fu su enseñanza más grande.  Curiosamente Jesus, quien nace 500 anos despues de Budha y quien segun algunos historiadores afirman que recibio ensenanzas budistas, hace una reforma en el seno del judaismo predicando tambien una filosofia con una vision de unidad, "ama a tu projimo como a ti mismo".

 

Pero estas ideas y reflexiones se quedaron escondidas en medio de la fe religiosa oriental, volviéndose mera curiosidad para el mundo occidental, que es en donde la ciencia tuvo sus más grandes avances. 

 

Pero conforme la ciencia evolucionó, los experimentos y también las herramientas de medición se hicieron más precisas. Ellas poco a poco comenzaron a arrojar resultados que diferían cada vez más de la teoría clásica sorprendiendo a la comunidad cientifica.

 

En el siglo pasado dos sucesos terminaron por destruir el Universo Deterministico descrito por la Física clásica, ambos vinieron del estudio de la materia y sus componentes. 

 

En este diminuto reino pronto hubo grandes sorpresas, la primera de ellas fue cuando se intentaron aislar esas pequeñas “bolas de billar” (los átomos).

 

 

 

Los experimentos pronto demostraron que el átomo no era el ultimo nivel de la materia, es decir ese objeto indivisible, que se le creía. Pero además se descubrió que las particulas que lo componían no tenían una existencia puntual sino que presentaban simultáneamente características de onda y a la vez de partícula. Esta dualidad onda - partícula hacia que la particula se distribuyera “probabilística mente” por todo el espacio vecino, sin tener una presencia y posiciones exactas, como la bola de billar de nuestro macro mundo (el cual esta compuetso de micro particulas). En estricto sentido la partícula se podría encontrar en cualquier parte, traslapándose con las otras partículas que componen el Universo, solo que había zonas en que su “presencia” tenía más “densidad” o probabilidad que en otras.

 

El segundo golpe vino cuando se tuvo que aceptar que el objeto de medición  alteraba necesariamente al objeto medido. Resulto que las partículas estudiadas eran tan pequeñas que aún el objeto de medición mas fino, el fotón, las alteraba al tocarlas. Se dieron cuenta que una medición muy precisa involucraba gran cantidad de energía la cual alteraba más “la partícula” a medir. Debido a ello, y a diferencia del macro mundo, en un mismo experimento no se podían obtener con precisión varias mediciones al mismo tiempo. Si se quería ser preciso en la posición se sacrificaba la velocidad y viceversa. Por tanto el observador tenia que disenar el experimento para decidir de que medida queria extraer mas precision y al hacerlo incidia de forma fundamental en el experimento. Por tanto el experimentador era parte tambien del sistema de medicion!!.

 

En 1935 Einstein propuso una idea para poder "burlar" este obstáculo, se le denominó la paradoja EPR. En el proponia experimentar con un par de particulas, la particula "A" y "B" que tenian caracteristicas complementarias pero realizando mediciones solo en la particula "A" para inferir las caracteristicas de "B" sin tocarla ni afectarla!. A pesar de que su idea fue brillante y muy logica, años más tarde este experimento demostró que Einstein estaba equivocado pues no solo no es posible conocer todos los atributos precisos de una "partícula" en un momento dado, sino que de alguna forma, "las partículas" que forman parte de un sistema están relacionadas entre sí, por tanto lo que le afecta a uno le afecta a la otra, asi la particula "B" sorprendentemente tambien resulto afectada.

 

Todo parecía indicar que en el Universo nada está aislado, sino que como indico Budha todo se relaciona. El Experimento, el Experimentador y el Objeto de Estudio estaban relacionados, como si fueran parte del mismo sistema.  Objeto y sujeto resultaron estar irremediablemente unidos. Por lo que a partir de ese momento la ciencia aceptó que no era posible estudiar objetos aislados, sino las relaciones que hay entre los objetos. Es decir las interacciones del observador con el supuesto “objeto”.

 

Así  que volviendo a nuestro ejemplo, estas “bolas del billar cósmico” poco a poco se hicieron cada vez más difusas (ondas de materia-energia) hasta llegar incluso a traslaparse unas con otras, “el paño” formado tambien por estas "particulas" duales se convirtió junto con ellas en una mar de ondas de energia y las fronteras “de la mesa” se esfumaron para incluir incluso al propio observador.  Quedo claro que eso ya no tenia la forma de un juego de billar, ni que podia medirse con las reglas clasicas.

 

Después de todo resultó que ningun sistema esta aislado y las partículas resultaron no ser partículas, sino solo componentes de un todo mucho mayor que incluye al propio observador. Las reflexiones de Budha cobraban mucha relevancia. ¿En donde termina el cuerpo del observador, en la piel, en los bellos, en la energía que emite por el espacio y que se mezcla con la energía de otros cuerpos?

 

 

Entonces surgió la primera evidencia científica de que el Universo es un solo “objeto”, un ente de energía que se distribuye, se transforma, se expande y se diluye a cada instante por el espacio vacío.

 

 

Actualmente se está desarrollando una teoría que unificará a todas las demás teorías de la física. A una de estas teorias se le ha llamado “la teoría de las supercuerdas” por tratarse de pequenas cuerdas que se entrelazan para formar todo lo que conocemos, a otra de ellas la Teoria "M" porque ve al Universo como una sola "super membrana". Ellas comienza a revelar a través de su intrincada matemática, un Universo conformado por un complejo y fino tejido. Una malla  cósmica dinamica entrelazada que contiene y da forma a todo lo que existe.

 

Por supuesto que la posibilidad de conocer el futuro con sumo detalle se hundió también junto con el Universo deterministico. El futuro resulto ser tan incierto como el comportamiento de las partículas atómicas, podemos hablar de probabilidades pero no de certezas, por lo que si se quiere conocer el futuro, habrá que vivirlo...

 

Pero si queremos un buen futuro tenemos que trabajar en mejorar nuestro presente, por ello es momento de que comencemos a entender que el tener que discriminar o querer aislar algo es tan absurdo o erróneo, como querer estudiar una hoja sin tomar en cuenta al resto del árbol.  Por tanto, una lógica binaria, que discrimina entre ceros y unos, ya no es tan adecuada para describir a un Universo continuo y entrelazado.  Y un mundo en el que se descrimina entre "ganadores" y "perdedores", entre "ricos y pobres", "judios y arabes", "cristianos y  musulmanes", "comunistas y capitalistas" tampoco tendra un buen futuro. La lógica y por tanto nuestra sociedad, también tendrán que ser replanteadas; si es que queremos aspirar a un mejor futuro.  

 

Esta vieja lógica extrema o binaria, genera muchos problemas, grandes discusiones y promueve el radicalismo haciendo que  la gente tienda a tomar partido por uno de los bandos, lo que polariza y contrapone las opiniones. Esto dentro de un sistema de competencia, provoca una lucha por imponer posiciones entre ambos bandos, en la que el ganador descarta en automático las ideas del bando opuesto, evitándonos entender que todos los puntos de vista tienen cierto grado de razón.

 

También promueve el individualismo y por tanto alienta el egoísmo humano, lo que entre otras cosas nos hace pensar, erróneamente, que somos los dueños de este planeta. No obstante los daños irreversibles al ecosistema como lo es el calentamiento global que vengo denunciando desde el ano 2000, asi como las extinciones de especies que hemos provocado, nos enseñarán que el planeta no es sustentable sin la colaboración de todos las especies de seres vivos que lo habitan. Pronto esto nos dará  tambien una clara prueba de la conexión que existe entre todos los seres vivos que formamos parte de él.

 

La visión del Todo o La Perspectiva Cósmica, como a mi me gusta llamarle, nos explica claramente que el pasado de todas las cosas es el mismo para todos los que formamos parte de este Universo. Por tanto todos los seres vivos tenemos un pasado y un futuro comun.

 

Si acaso todo lo que existe fue creado por un gran Diseñador, hay clara evidencia de que no lo hizo con objetos individuales ni de forma independiente, lo creo como una maravilla cósmica de una sola pieza. Claro, que siempre habrá también la posibilidad del que el Universo sea eterno, es decir sin la necesidad de haber sido creado por este Disenador o tambien que el mismo Disenador sea parte de este Todo. 

 

Cuando comenzamos esta apasionante búsqueda científica por conocer lo que nos rodea, jamás pensamos que en el fondo de nuestros telescopios que escudrinaban en el infinito y de nuestros microscopios que usmeaban en los mas profundo de la materia, estaría una parte de nosotros mismos. Como un perro que se persigue la cola, el observador y el observado resultaron ser parte de la misma cosa.

 

El observador se observaba asi mismo, "como un ojo que se mira en un espejo... materia de estrellas que mira las estrellas" (Desafiando al Vacio Capitulo 1)

 

Esta bella y misteriosa conexión cósmica nos hace darnos cuenta que no podemos ni siquiera, arrancar una flor sin perturbar las estrellas… 1