La Montaña de la Vida

Resumen del Capítulo

“Pero me parece que mucha gente no sabe lo que es el viento. 
Hay un millón de batallas que ganar, un millón de millas que recorrer, 
un millón de fronteras que pasar; 
no dejes que nadie te diga como son las cosas, 
no permitas que nadie levante barreras delante de tus ojos. 
Levántate por la mañana y camina con los ojos bien abiertos. 
Olvida las frases hechas por los negocios, no hay nada dicho. 
Los perros seguirán ladrando del otro lado de las villas. 
Mientras tengas pies para andar, habrá montañas por escalar.”

Bob Dylan

Este capítulo es la conclusión de la obra y nos cuenta un poco acerca de los paralelismos que hay entre el camino de la vida y el camino rumbo a la cima de la montaña, porque en realidad la vida misma es un subir a la montaña, es enfrentarnos a la adversidad, a la toma de dificiles y trascendentes decisiones demandando de nosotros el mayor de nuestros esfuerzos para dar un paso más cuando ya creías que lo habías dado todo. Los peligros están en ambos mundos:

 “Sin duda las montañas son peligrosas, pero en los valles de la tierra también mueren millones de personas todos los días. Ellos van muriendo poco a poco en el mar de la cotidianidad, de lo común, de la mediocridad, mueren de "parálisis por temor", por no atreverse a vivir, a arriesgar, a defender sus ideas, a levantar la voz, a ir en pos de sus sueños, mueren de miedo a morir...”

Aquí se nos invita a ser “alpinistas de la vida” porque nos dice que el alpinismo es: El arte de avanzar a pesar de la adversidad, de la gravedad, del viento y del frío. Es el arte de mantener la mente en absoluta concentración para tomar las mejores decisiones pese a las difíciles condiciones de la montaña. Es el arte de buscar dentro de ti la fuerza necesaria para dar un paso más cuando crees que ya lo has dado todo. Es la capacidad de adaptarse a las situaciones siempre cambiantes de la montaña. Es el arte de aprender a trabajar en equipo y entender que el éxito de uno es el éxito del todos. Es el arte de controlar tus temores internos y dominarte a ti mismo. Es el arte de encontrar la belleza y la sabiduría que hay hasta en las cosas tan sencillas como el amanecer. Es soñar y luchar por hacer tus sueños realidad aunque estos se encuentren en el límite de lo imposible.”  

Por ello nos llama a escalar con pasión, dedicación, y voluntad esta maravillosa y difícil montaña, explicándonos que a diferencia de lo que se nos indica desde pequeños no existe una sola ruta para escalarla ni tampoco un  solo plan de ataque, ya que la ruta depende de las condiciones siempre cambiantes de la montaña y el plan de nuestras características individuales. Por último nos da una serie de pasos y consejos para encontrar nuestra propia ruta y nuestro propio plan, aceptando que todos somos diferentes, únicos y singulares por lo que debemos conocernos y aceptarnos antes de poner en practica nuestros sueños.

En el intenso por ascender esta "Montaña" se nos irá la vida, pero jamás nos sentiremos viejos pues iremos Desafiando el Vacío al igual que lo hacen nuestros átomos que se niegan a colapsar ante él, al igual que lo hace nuestro padre el Universo al expandirse sobre de él;  porque ese es el destino de los hombres desafiar el vacío... el de silencio ...  el de conocimiento ... el de la montaña y el que llevamos dentro.